Bosque Carbono Gestión

Bosque Carbono Gestión en La Amazonía

En nuestro compromiso con la lucha contra el Cambio Climático y el desarrollo sostenible, en Carbono Gestión hemos llevado a cabo la plantación de un pequeño bosque de 30 árboles en la Amazonía, con la ayuda de nuestros colaboradores y amigos de la Fundación Saving The Amazon.

Vistas de la cuenca Amazónica

Como ya sabéis la mayoría de vosotros, el principal objetivo de Carbono Gestión es contribuir positivamente en la lucha contra el Cambio Climático, ayudando a las organizaciones a reducir el impacto ambiental que genera el desarrollo de su actividad. 

Y como no podía ser de otra manera, en Carbono Gestión también medimos el impacto anual de nuestra actividad sobre el Cambio Climático. El refrán de “ en casa del herrero, cuchillo de palo”, no se aplica en nuestro caso, ya que nuestro compromiso con la protección ambiental y la reducción del calentamiento global en todos los ámbitos en los que podamos actuar es férreo.

A pesar de tener un balance en carbono resultante del desarrollo de nuestra actividad casi nulo, ya que todos los integrantes de nuestro equipo trabajamos de manera remota y deslocalizada, y gracias a la contratación de proveedores y servicios con suministros energéticos de origen renovable casi en su totalidad, entre otras acciones, para compensar el impacto que no hemos podido reducir (por ahora), y convertirlo realmente en un impacto positivo, hemos llevado a cabo la plantación de un pequeño bosque de 30 árboles en la Amazonía, con la ayuda de nuestros colaboradores y amigos de la Fundación Saving The Amazon.

Desde hace más de 8 años la fundación Saving The Amazon viene trabajando y empoderando a distintas comunidades indígenas para la protección y conservación de toda la Amazonía.

Imágenes de algunos de los árboles del Bosque Carbono Gestión

En Carbono Gestión siempre hemos sido muy sensibles a la deforestación que sufre la Amazonía. Este territorio no sólo absorbe millones de toneladas de dióxido de carbono presentes en la atmósfera, importantísimo en la lucha contra el cambio climático, también es clave para la regulación de los patrones climáticos y de biodiversidad globales. 

Se calcula que en torno al 60% de todas las especies del planeta habitan en la selva amazónica, y que el 30% de estas especies aún es desconocido para la comunidad científica. La importancia de la selva amazónica, la mayor selva tropical de nuestro planeta, reside en su capacidad para regular tanto la temperatura como la humedad del ambiente, que están estrechamente ligados a los ciclos hidrológicos, y al clima global.

Imagen de un perezoso, especie endémica de la selva amazónica.

Nuestro objetivo llevando a cabo esta acción no es sólo contribuir a la reducción de las emisiones globales, sino aportar nuestro pequeño granito de arena para la protección de este valiosísimo ecosistema de la deforestación ilegal y de la consecuente pérdida de su biodiversidad, ayudando a proteger también a las comunidades indígenas locales que milenariamente han cuidado de este territorio. 

¿Quieres contribuir positivamente al equilibrio climático y el desarrollo sostenible?

Contáctanos en info@carbonogestion.es y te ayudaremos encantados a conseguirlo.